Archivo de la etiqueta: violencia

La eterna parranda, crónicas 1997-2011 (2013) Alberto Salcedo Ramos

A algunos puede interesarles este libro por “La eterna parranda”, la intensa y cautivadora crónica sobre Diomedes Díaz, personaje tan de moda por estos días.

No se equivocan, esta crónica difícilmente puede desilusionar a quien se acerca a ella. El periodista consigue mostrar al hombre detrás del mito, humaniza al ídolo sin excusarle sus devaneos, lo desciende del pedestal para mostrar su valor sin dejar de lado sus contradicciones y desatinos.

Y esto es solo una muestra de las múltiples historias y personajes que podemos descubrir al leer el libro.

la eterna parranda

Sigue leyendo La eterna parranda, crónicas 1997-2011 (2013) Alberto Salcedo Ramos

Comentario “casual”

Este comentario “casual” de un lector de El Tiempo confirma lo lejos que estamos de vivir en una sociedad donde las mujeres y los hombres tengan los mismos derechos:
“Entonces si una mujer, jóven, madura o veterana usa una minifalda (faldita con 20 o más cms. arriba de la rodilla), la exhibe públicamente, es porque de seguro cree tener unas piernas sensuales y atractivas. Si ella ignora que las hormonas masculinas no se alborotan, están muy equivocadas y más si el macho ocasional tiene unos tragos en la cabeza y ella lo ha “pre-calentado” y al final pretende dejarlo con el motor “recalentado”. No señores, ellas ingenua ó perversamente se exponen a situaciones que pueden lamentar. Si Ud. tiene una cita con una chica y esta llega con minifalda o vestimenta muy sensual, es porque ese huevo quiere sal. No será siempre, pero las posibilidades son muy altas.”

Ni para que detenerse en la comparación hombre-carro, y lo terrible que debe ser quedar “recalentado” y cómo eso justifica cualquier agresión contra la mujer. Y ni hablar de la esmerada metáfora “ese huevo quiere sal”.

Old Boy (2013) Chan-Wook Park

¿Cómo no hablar de Oldboy en momentos en los que se ultiman detalles de su remake hollywoodense? Esta cinta del conocido director coreano  Chan-wook Park  se convirtió rápidamente en una película de culto seguida por numerosos fanáticos. Los motivos de esto saltan a la vista: una historia contundente al mejor estilo de las tragedias griegas, narrada con un cuidadosísimo y virtuoso lenguaje cinematográfico.

La historia gira entorno al incontrolable y egoísta Dae-su Oh que termina secuestrado y tenido en cautiverio durante 15 años. El enfurecido y, prácticamente enloquecido prisionero, sólo espera salir para cobrar venganza pero ¿de quién o de quiénes? Durante este tiempo no ha hablado con nadie y desconoce las causas que lo han llevado a afrontar tan terrible tormento.

oldboy

Sigue leyendo Old Boy (2013) Chan-Wook Park

Rosa Cely

Lo que pone en evidencia el caso de Rosa cely:
1. La inseguridad y abandono que vive, desde hace años, el parque Nacional al que de poco le sirve tener a los carabineros ahí para que no ocurran horrores como este.
2. La total ineficiencia de la línea 123. No solo casi no llegan sino que la ambulancia que la atendió iba para otro lado.
3. El desastre del sistema de salud que, como para variar, privilegia solo a algunos. Esto incluye la lenta atención en el hospital designado.
4. Las fallas del sistema judicial que dejan en libertad a un violador y asesino condenado… el cual, obviamente, reincide sin problema.
5. La violencia contra la mujer que solo crece mientras nos parece normal estar rodeados de mujeres semidesnudas, letras de música agresivas y demás que solo convierten a las mujeres en objetos de consumo desechables.

La playa DC (2012) Juan Andrés Arango García

Esta es una película colombiana sobre el desarraigo y la búsqueda del destino.

Apoyándose en una bellísima y cuidada fotografía,  el joven director Juan Andrés Arango, se la juega en este, su primer largometraje, por una película arriesgada sobre la búsqueda de un joven por su identidad.

Tomás es uno entre los miles de afrodescendientes que han dejado su hogar en el pacífico, contra su voluntad, y se ha instalado en Bogotá muy lejos del verde y del mar.

laplaya2

Sigue leyendo La playa DC (2012) Juan Andrés Arango García

Respuesta a: la Sierra, el documental maldito

Esta es mi respuesta a un artículo publicado en el portal Kien&Ke:

(este es el link al artículo en cuestión:http://www.kienyke.com/kien-escribe/la-sierra-el-documental-maldito/)

Me parece que el autor mezcla diversos temas lo que termina , por un lado, por quitarle peso a su argumentación, por el otro, atacando a personas que poco o nada tienen que ver con la situación que él denuncia.

Voy por partes. Al inicio de la reflexión Barrientos señala su tesis central: tras la proyección del documental La Sierra, poco o nada ha cambiado la situación de este barrio popular de Medellín, y, además, según el autor, el documental estigmatizó aún más a sus habitantes. Ya en el arranque Barrientos introduce adjetivos que indican hacia donde va, califica el interés por ver el documental como morbo. Según él, esa fue la motivación de muchos para verlo, además afirma que sólo impactó porque salió en televisión. Esta dos aseveraciones hubieran requerido, creo yo, más reflexión y análisis ya que generalizan, en una frase, la función que puede tener este tipo de trabajos.

Sigue leyendo Respuesta a: la Sierra, el documental maldito

If (1968) Lindsay Anderson

♥♥♥1/2

No es difícil entender por qué Kubrick, tras ver la polémica  Ifde Lindsay Anderson supo que había encontrado, en el jovenMalcolm McDowell, al protagonista que necesitaba para La naranja mecánica. En la cinta de Anderson, McDowell encarna de manera convincente a Trevor, un adolescente contestatario, que regresa, tras las vacaciones de verano, al rígido internado masculino en el que hace sus estudios.

if2

Son todos jóvenes acomodados que ven pasar sus días entre los muros de esta prestigiosa institución inglesa en la que la religión y la vida militar hacen parte integral de su formación. Corre el año de 1968 y, sin embargo, poco o nada parecen saber al interior de ese internado de los cambios que están sucediendo en el mundo y de las nuevas pulsiones e inquietudes que están surgiendo entre los jóvenes. En el internado se mantienen aferrados a una disciplina férrea y abusiva, en la que los castigos físicos, las jerarquías, los abusos del poder y las delaciones  hacen parte de la educación. El problema  es que Trevor y sus amigos ya están empezando a hastiarse de todo esto y querrán llevar su descontento, gradualmente, hasta las últimas consecuencias.

Sigue leyendo If (1968) Lindsay Anderson

American Psycho (2000) Mary Harron

♥♥♥

Esta es una de esas películas que deseaba ver  hace tiempo gracias a que distintas personas, durante varios años,  me hablaron de ella con entusiasmo. Como hace pocos días vi El ganador, donde lo mejor es, sin  duda, la actuación de Christian Bale,  decidí que había llegado el momento de verlo interpretar al joven Patrick Bateman en esta inquietante película.

american

Desde las primerísimas escenas, la directora Mary Harron (sí, es mujer) nos presenta el mundo de este yuppie neoyorkino de los 80´s. Los restaurantes pretenciosos y costosos a los que se va a ser visto y alardear, la obsesión por la apariencia que hace no solo que todos los que rodean a Bateman se vean idénticos los unos a los otros (como cuando vemos fotos de las concursantes a señorita Colombia) sino que además este dedica largos momentos de su día a largos rituales de belleza y cuidados corporales.  Nuestro protagonista es, en efecto, un perfecto metrosexual que no tiene mucho de que preocuparse porque, además, es heredero de una cuantiosa fortuna.

Pero Bateman sí se preocupa y tiene mucho tiempo libre para hacerlo ¿acaso lo vemos trabajar alguna vez en su lujosa oficina? A pesar de sus esfuerzos por encajar, como el mismo lo dice, de vestir sus impecables trajes de marca, sus costosas gafas y jugar el juego en restaurantes y bares Bateman está al borde de perder la razón. Envidia a los otros,  desea lo que no tiene, aspira a mayor reconocimiento y detesta la hipocresía que lo rodea. Los estados de tranquilidad, mientras realiza sus 1000 abdominales acostumbradas (¿alguien habló de neurosis?) en su blanco apartamento, contrastan con sus ataques súbitos de furia que son, cada vez , más frecuentes. Ni su novia de mostrar, con la que nunca habla y poco se le ve, ni su amante, la mejor amiga de su novia, ni su disfuncional círculo de amigos  le brindan ningún tipo de consuelo. Entonces, nuestro joven prometedor empezará a asesinar.

Al comienzo son vagabundos, lo exasperan porque los cree sucios, incapaces de conseguir un trabajo y mantenerlo, ellos encarnan, de una u otra manera, la fragilidad del sistema al cual él sirve. Pronto no será suficiente porque la sangre parece brindarle un poco de sosiego y, ¿por qué no? una posibilidad de gritar todo aquello que lo tiene tan perturbado. ¿Acaso no se sabe ni su nombre ese que trabaja con él? ¿No se confunden todos entre todos? ¿No es él, frente a los demás un pusilánime cualquiera que ni siquiera puede conseguir una reserva en el restaurante de moda? ¿no se rieron de él cuando intentó conseguir un sitio? Al diablo con todos… se merecen morir. Y será precisamente uno de sus colegas el que seguirá en su lista de victímas. De ahí en adelante ya no hay manera de parar, ¿20, 30, 40 muertos? ¿alguien acaso lleva la cuenta? ¿importa hacerlo?

Baste decir que el día que uno decida ver Psicópata americano debe estar preparado para una buena dosis de sangre. Las escenas de violencia son bastante explícitas, eso sí, sin perder jamás ese ambiente higienizado e impersonal que se ha propuesto exacerbar la directora.

Bayle de algún sitio saca la fuerza y la oscuridad necesaria para hacer vivir con credibilidad a este ser polifacético y atormentado. ¿Qué estado no pasa por ese rostro? Desde una cierta ternura hasta la más intensa ira e indiferencia son recreados con maestría por este actor que demostró, desde esta película, que no le quedaban grandes psicologías tan complejas.

Mientras la película avanza contemplamos cómo mucha sangre, muchas muertes no son suficientes para Bateman que lentamente empezará a desear un castigo, un reproche moral, algo que le indique que aún hay algo de humanidad, esa que él ha perdido, en algún lugar.

Todo parece indicar que sus esfuerzos serán en vano y, sin duda, lo más inquietante, doloroso y aterrador de esta cinta es que si lo pensamos por un instante, y, sobre todo, gracias a las secuencias del final, entre más loco, desatado y anormal parece Bateman más parece el único cuerdo en esa sociedad deshumanizada, fría y absurda que lo rodea.

No recomendable para un día en que se necesite recuperar la fe, encontrar respuetas o sonreir con despreocupación.

Lobo (2004) Miguel Courtois

Entre 1973 y 1975 Mikel Lejarza logró algo que parecía impensable, infiltrarse en ETA llegar hasta su cúpula y realizar un operativo que concluyó con la captura de  150 etarras propinando un golpe severo a la estructura de este movimiento armado.

30 años después de estos sucesos Miguel Courtois, con el guión de Antonio Onetti, llevó a las pantallas esta inusual  historia de vida de un hombre que escogió recorrer esa delgada línea que separa al héroe del traidor. Esto último,  sin duda, resume  el dilema de los infiltrados que arriesgan su pellejo, pierden, en mucho casos su familia y la vida que conocían y viven en medio de mentiras, sentimientos encontrados, verdades vetadas, buscando un fin que muchas veces deja de ser tan claro. Baste recordar, como ejemplo complementario,  Donnie Brasco (1997), que retrata otro caso de la vida real, y la genial interpretación de Jhonny Deep  en el papel de infiltrado de la mafia.

Courtois decide contar la película como un thriller policiaco  al mejor estilo de Hollywood y para lograrlo pone particular atención al ritmo, la música y, por supuesto, a  las escenas de acción  grabadas con gran realismo y consiguen mantener al espectador atado a la silla.

Sigue leyendo Lobo (2004) Miguel Courtois