Archivo de la etiqueta: thriller

(Netflix) Nightcrawler (2014) Dan Gilroy

Mi recomendación de hoy  es una película escrita y dirigida por Dan Gilroy, en Netflix la encuentran como “Primicia mortal”.
Estrenada en 2014 “Nightcrawler” le valió a Gilroy, entre otras distinciones, una nominación al Oscar a mejor guión original.
La película se centra en Louis Bloom, interpretado por Jake Gyllenhaal en la que considero una de sus interpretaciones más sobresalientes. Bloom está dispuesto “a trabajar duro para ascender” y promete ser alguien que “aprende muy rápido”.
Este discurso, en apariencia positivo, contrasta con lo que vemos en los minutos iniciales: un hombre dispuesto a todo por obtener lo que quiere.

night 3jake

Sigue leyendo (Netflix) Nightcrawler (2014) Dan Gilroy

Sweet Virginia (2007) Jamie M. Dagg

¿Ya dije que me encanta Jon Bernthal? Lo descubrí en las primeras temporadas de “The Walking dead” desde ahí es claro que le salen bien los tipos duros y atormentados, como lo demuestra en su interpretación de “the Punisher” en “Daredevil” (que, nota aparte, pronto tendrá su propia serie).

sweet mejor

En “Sweet Virginia” la película que quiero recomendar hoy, Bernthal da vida a Sam, una ex estrella del rodeo que ha dejado atrás la tierra donde era reconocido y maneja ahora un hotel de paso en Alaska. Es un duro caído en desgracia, un hombre de autoestima lesionada que a pesar de una aparente dureza exterior esconde una inmensa fragilidad debido a hechos sucedidos antes, en un pasado que logramos intuir apenas en algunos diálogos, en gestos medidos. Su rutina, y la del pueblo donde vive, se verá trastocada por un violento e inesperado suceso en el que se encuentra involucrado Elwood, un recién llegado explosivo, inquietante y violento (un tremendo Christopher Abbott).

SweetVirginia loco

El director canadiense Jamie M. Dagg consigue, a partir de un guión sencillo, un thriller contenido, en donde la tensión es permanente y el protagonista realiza un viaje interno hacia la reconciliación consigo mismo.

Una separación (2011) Asghar Farhadi

Nader y Simin van a divorciarse. O, mejor dicho, han tomado decisiones que los abocan a llegar a esta decisión sin que sea, aparentemente, lo que realmente quieren. Simin desea dejar Irán, irse en busca de nuevas oportunidades, sobre todo, para su joven e inteligente hija Termeh, y ,al fin, ha obtenido la ansiada visa. Nader no se opone a esto pero se niega a partir porque no puede, no quiere, dejar solo a su anciano padre a quien el alzhéimer le está arrebatando, día a día, toda lucidez.

Este es el punto de partida de Una separación la exitosa y premiada película del director iraní Asghar Farhadi estrenada en 2011. Sigue leyendo Una separación (2011) Asghar Farhadi

(Netflix) Intriga (2013)

Quiero pensar que varios se animaron a ir a cine a ver la increíble “La llegada” de Denis Villeneuve . Si no lo han hecho intenten no perdérsela apenas puedan. Difícilmente los decepcionará.

Así que en una de las pasadas tandas de recomendaciones de títulos para ver en Netflix. que hacemos en Twitter todos los domingos #Cinetflix, aproveché para recomendar otra película de este director canadiense. Se trata de “Prisoners” que aparece en Netflix como “Intriga”.

prisoners afiche cierre

Estrenada en 2013, este thriller, cuenta la historia de la desaparición de dos niñas y el impacto que eso genera en sus familias y la pequeña comunidad en donde viven. Sigue leyendo (Netflix) Intriga (2013)

Recomendadas Netflix Lunes 8 de noviembre

Ayer, una vez más, Samuel y yo hicimos nuestras habituales recomendaciones en twitter de títulos para ver en Netflix, Todas muy organizadas bajo el hashtag #Cinetflix.

En esta ocasión y aprovechando que tuvimos durante varios días la muestra de cine español, opté por recomendar una película de ese país. Fue, en realidad, una sorpresa encontrarla en Netflix, no la vi antes porque inexplicablemente le cambiaron el título

Se trata de “Stockholm” que se consigue en Netflix como “Estocolmo”. Digo inexplicable porque esta película optó por llamarse así a pesar de ser española. Estrenada en 2013 su director Rodrigo Sorogoyen logró conseguir el dinero que necesitaba para hacerla gracias al crowfunding. “Stockholm” es una película particular, o, mejor, es dos películas en una. La primera transcurre durante una noche y pareciera ser la clásica chico conoce a chica.

estocolmo noche 2

Sigue leyendo Recomendadas Netflix Lunes 8 de noviembre

El lado borroso de la vida

Hay misterios que se instalan en la vida de alguien y lo cambian todo. Poco importa si son producto de los años o si irrumpen de manera violenta y sin preámbulo alguno. En los dos casos, desorganizan lo preestablecido, cambian las rutinas y aventuran a quien los enfrenta a buscar explicaciones, a hacerse preguntas que, muchas veces, se quedarán sin respuesta.

Esto es lo que les ocurre a los personajes que habitan la literatura de Mauricio Bonnett, escritor colombiano radicado en Londres, que estuvo hace pocos días en Bogotá, dedicado a lo que menos le gusta: convertirse en un personaje público para promocionar su obra.A la capital inglesa llegó en 1987, tras un paso fugaz por la Facultad de Arquitectura de la Universidad de los Andes, en Bogotá, y después de un tiempo estudiando Cine en Nueva York. En Londres ha logrado construirse una rutina diaria que le ha permitido dedicarle tiempo a la escritura, sin dejar de corregir y juzgar guiones cinematográficos ajenos, actividad de la que vive desde hace años. A veces, si se dan las cosas, hace documentales, aunque cada vez es más raro que suceda. Como él lo dice, el cine exige mucho de los productores que, a la hora de la verdad, lo que hacen es cuidar su bolsillo. Por fortuna, la literatura le ha permitido desarrollar a plenitud su gusto por contar historias sin depender de nadie, sin necesitar grandes presupuestos (ni productores precavidos), solo consigo mismo y la disciplina diaria de poner sobre el papel lo que vive en su pensamiento.

Sigue leyendo El lado borroso de la vida

Sin límites (2011) Neil Burger

♥♥1/2

Eddie Morra, Bradley Cooper, ve cómo su vida se desmorona. Este escritor en ciernes, al borde de ver consumado el último plazo, no consigue encontrar la inspiración que necesita para escribir el libro por el que ya se le pagó un adelanto.

Por si fuera poco, su novia lo ha dejado, su apartamento es un desastre de suciedad, la vida, en suma, se le ha salido de las manos hasta que, un encuentro providencial con su ex cuñado, lo pone en posesión de una droga experimental: la NZT. Esta píldora permite que su cerebro utilice todo su potencial. Donde solo había confusión y caos aparece claridad y  orden. Tras consumir la pastilla Morra  puede hacer lo que había sido difícil para él antes, toda la información que su cerebro ha almacenado a través de los años se encuentra, de repente  a la mano accesible y fácil de usar.

sin límites

La vida parece sonreírle y lo hará, aún más, cuando, por circunstancias  fuera de su control, terminará en posesión de una gran reserva de la aparentemente milagrosa píldora. Morra puede aprender un idioma nuevo en cuestión de minutos, la ciencia, las matemáticas y, sobre todo, las finanzas que le eran, antes lejanas y confusas las entiende ahora con suma facilidad. Escribir deja de ser su prioridad y gracias a sus nuevas habilidades para hacer dinero su ascenso es meteórico e instantáneo.

 Sin embargo, los problemas, como es de suponerse, no se harán esperar. Por un lado, él no es el único que desea o necesita esa droga y los maleantes de pistolas no tardan en aparecer, por el otro, su cuerpo, con el tiempo, empieza a reaccionar de extrañas maneras a la droga y no todo parece estar bajo control.

Esta es, en esencia, la trama de Sin límites. Lo más acertado de la película es, sin duda, su trepidante inicio Burguer demuestra con rápidas secuencias el antes y el después de la droga, veloces movimientos de cámara, acompañados de una edición  entrecortada permiten sentir lo que está experimentado Morra. Ni qué decir del énfasis en los ojos extremadamente azules del protagonista y sus pupilas dilatadas bajo los efectos de la NZT.  El director se esfuerza por mostrarnos el funcionamiento de este cerebro potenciado que parecer ver todo con claridad y está ávido de obtener y procesar información. Como espectador es difícil despegar los ojos de la pantalla y obviamente, es imposible no cuestionarse sobre el posible desenlace que tendrán los acontecimientos cuando los efectos secundarios de la droga y los maleantes aparecen.

Además, la película ha iniciado con un flashback y sabemos que en algún momento volveremos a la inquietante escena inicial en la que todo, parece haber salido mal.

Lo que a primera vista, parece tener todos los elementos para ser una afortunada película de acción que podría, además, aspirar a un poco más, parece ir perdiéndose por el camino. Giros poco interesantes, escenas que parecen innecesariamente violentas o desagradables, sobre todo  hacia el final, terminan por quitarle fuerza a una premisa interesante. La escena de cierre poco o nada aporta a una posible discusión sobre la utilidad de esa droga y sus efectos en una sociedad donde cierto conocimiento otorga poder y dinero. ¿La idea era inquietarnos? ¿criticar?..parece que ninguna de las anteriores, solo divertir mientras se come palomitas, cosa que no tiene nada de malo pero ¿no era una idea que daba para más?

 

American Psycho (2000) Mary Harron

♥♥♥

Esta es una de esas películas que deseaba ver  hace tiempo gracias a que distintas personas, durante varios años,  me hablaron de ella con entusiasmo. Como hace pocos días vi El ganador, donde lo mejor es, sin  duda, la actuación de Christian Bale,  decidí que había llegado el momento de verlo interpretar al joven Patrick Bateman en esta inquietante película.

american

Desde las primerísimas escenas, la directora Mary Harron (sí, es mujer) nos presenta el mundo de este yuppie neoyorkino de los 80´s. Los restaurantes pretenciosos y costosos a los que se va a ser visto y alardear, la obsesión por la apariencia que hace no solo que todos los que rodean a Bateman se vean idénticos los unos a los otros (como cuando vemos fotos de las concursantes a señorita Colombia) sino que además este dedica largos momentos de su día a largos rituales de belleza y cuidados corporales.  Nuestro protagonista es, en efecto, un perfecto metrosexual que no tiene mucho de que preocuparse porque, además, es heredero de una cuantiosa fortuna.

Pero Bateman sí se preocupa y tiene mucho tiempo libre para hacerlo ¿acaso lo vemos trabajar alguna vez en su lujosa oficina? A pesar de sus esfuerzos por encajar, como el mismo lo dice, de vestir sus impecables trajes de marca, sus costosas gafas y jugar el juego en restaurantes y bares Bateman está al borde de perder la razón. Envidia a los otros,  desea lo que no tiene, aspira a mayor reconocimiento y detesta la hipocresía que lo rodea. Los estados de tranquilidad, mientras realiza sus 1000 abdominales acostumbradas (¿alguien habló de neurosis?) en su blanco apartamento, contrastan con sus ataques súbitos de furia que son, cada vez , más frecuentes. Ni su novia de mostrar, con la que nunca habla y poco se le ve, ni su amante, la mejor amiga de su novia, ni su disfuncional círculo de amigos  le brindan ningún tipo de consuelo. Entonces, nuestro joven prometedor empezará a asesinar.

Al comienzo son vagabundos, lo exasperan porque los cree sucios, incapaces de conseguir un trabajo y mantenerlo, ellos encarnan, de una u otra manera, la fragilidad del sistema al cual él sirve. Pronto no será suficiente porque la sangre parece brindarle un poco de sosiego y, ¿por qué no? una posibilidad de gritar todo aquello que lo tiene tan perturbado. ¿Acaso no se sabe ni su nombre ese que trabaja con él? ¿No se confunden todos entre todos? ¿No es él, frente a los demás un pusilánime cualquiera que ni siquiera puede conseguir una reserva en el restaurante de moda? ¿no se rieron de él cuando intentó conseguir un sitio? Al diablo con todos… se merecen morir. Y será precisamente uno de sus colegas el que seguirá en su lista de victímas. De ahí en adelante ya no hay manera de parar, ¿20, 30, 40 muertos? ¿alguien acaso lleva la cuenta? ¿importa hacerlo?

Baste decir que el día que uno decida ver Psicópata americano debe estar preparado para una buena dosis de sangre. Las escenas de violencia son bastante explícitas, eso sí, sin perder jamás ese ambiente higienizado e impersonal que se ha propuesto exacerbar la directora.

Bayle de algún sitio saca la fuerza y la oscuridad necesaria para hacer vivir con credibilidad a este ser polifacético y atormentado. ¿Qué estado no pasa por ese rostro? Desde una cierta ternura hasta la más intensa ira e indiferencia son recreados con maestría por este actor que demostró, desde esta película, que no le quedaban grandes psicologías tan complejas.

Mientras la película avanza contemplamos cómo mucha sangre, muchas muertes no son suficientes para Bateman que lentamente empezará a desear un castigo, un reproche moral, algo que le indique que aún hay algo de humanidad, esa que él ha perdido, en algún lugar.

Todo parece indicar que sus esfuerzos serán en vano y, sin duda, lo más inquietante, doloroso y aterrador de esta cinta es que si lo pensamos por un instante, y, sobre todo, gracias a las secuencias del final, entre más loco, desatado y anormal parece Bateman más parece el único cuerdo en esa sociedad deshumanizada, fría y absurda que lo rodea.

No recomendable para un día en que se necesite recuperar la fe, encontrar respuetas o sonreir con despreocupación.