Archivo de la etiqueta: suspenso

Sweet Virginia (2007) Jamie M. Dagg

¿Ya dije que me encanta Jon Bernthal? Lo descubrí en las primeras temporadas de “The Walking dead” desde ahí es claro que le salen bien los tipos duros y atormentados, como lo demuestra en su interpretación de “the Punisher” en “Daredevil” (que, nota aparte, pronto tendrá su propia serie).

sweet mejor

En “Sweet Virginia” la película que quiero recomendar hoy, Bernthal da vida a Sam, una ex estrella del rodeo que ha dejado atrás la tierra donde era reconocido y maneja ahora un hotel de paso en Alaska. Es un duro caído en desgracia, un hombre de autoestima lesionada que a pesar de una aparente dureza exterior esconde una inmensa fragilidad debido a hechos sucedidos antes, en un pasado que logramos intuir apenas en algunos diálogos, en gestos medidos. Su rutina, y la del pueblo donde vive, se verá trastocada por un violento e inesperado suceso en el que se encuentra involucrado Elwood, un recién llegado explosivo, inquietante y violento (un tremendo Christopher Abbott).

SweetVirginia loco

El director canadiense Jamie M. Dagg consigue, a partir de un guión sencillo, un thriller contenido, en donde la tensión es permanente y el protagonista realiza un viaje interno hacia la reconciliación consigo mismo.

(Netflix) Ex-machina (2015) Alex Garland

Mi recomendada en el día de hoy para pertenece a un género bastante difícil: la ciencia ficción. Se trata de “Ex –machina” la primera película dirigida por Alex Garland, más conocido por su trabajo como escritor y guionista.

1. Ex Alex_Garland

Garland es, por ejemplo, el autor de “La playa” novela que Danny Boyle adaptó al cine, y el guionista de “28 days later”, entre otras películas.

3. 28 days

Al ver su filmografía no es difícil constatar que le interesan la ciencia ficción y, sobre todo, los dilemas morales y éticos que plantean ciertas situaciones.
“Ex – machina” no es la excepción.
La película cuenta la historia de Caleb, un hábil programador, que ha sido invitado a pasar unos días con su jefe, el brillante Nathan. Éste, creó un exitoso motor de búsqueda a los 13 años (Caleb lo compara a un precoz Mozart) y ahora, tras amasar una fortuna, vive recluido en una moderna casa construida con la más avanzada tecnología en medio de la naturaleza.

16. Ex encierro

Sigue leyendo (Netflix) Ex-machina (2015) Alex Garland

Take Shelter (2011) Jeff Nichols

Sentir lo que los otros no 

♥♥♥1/2

A Curtis lo ha despertado una pesadilla, es la primera de muchas que vendrán después. Parecía y se sentía real… no solo le produjo angustia y le ahogó un grito en la garganta., sus efectos nefastos parecen acompañarlo durante el día. No puede evitar sentir que se trata de un presagio, uno muy oscuro, una terrible catástrofe natural se acerca y pondrá en peligro su vida y la de su familia.

¿Será cierto?  Jeff Nichols el director y guionista de Take shelter,  Atormentado en español, nos adentra con precisión en esta cinta donde el miedo es el gran protagonista.

Curtis  no puede huir de las imágenes aterradoras que percibe en la noche y que, lentamente, encontrarán la manera de escaparse de sus sueños e invadir su cotidianidad.  ¿Se está volviendo loco o está teniendo la capacidad de ver y sentir lo que los demás no? ¿Debe cruzarse de brazos ante la posibilidad de morir y de ver morir a su familia?

take shelter

De manera pausada, contenida,  y a través de una hermosa fotografía la película va creando un ambiente de tensión y zozobra en el que se explora el temor de estar perdiendo la razón y el desconcierto de quienes rodean al afectado.

Sigue leyendo Take Shelter (2011) Jeff Nichols

La cara oculta (2011) Andrés Baiz

♥♥

¿Qué falla? Esa es, sin duda, la pregunta que, por lo menos yo, me hice al salir del cine porque algo no terminaba por encajar.

Empecemos por partes: falla, sin duda, el tráiler, que parece hecho por el peor enemigo del director colombiano. Ricardo Silva ya lo había anotado y tiene toda la razón. Los dichosos avances solo consiguen evaporar el misterio que plantea la película en su primera media hora.  Así que, por obra y gracia de estos,  termina uno ahí, sentado, esperando, pasivamente, que en algún momento expliquen lo que uno ya sabe.

lacaraoculta

Sigue leyendo La cara oculta (2011) Andrés Baiz

El secreto de sus ojos (2009) Juan José Campanella

♥♥♥♥

Benjamín Espósito llegó al final de una carrera laboral como  secretario de un juzgado de instrucción  y  ha decidido escribir una novela. Sobre la historia que quiere contar no tiene que cuestionarse mucho, él sabe perfectamente sobre qué quiere escribir: el asesinato, en 1974, de una hermosa joven violentamente asesinada, después de haber sido violada, en su residencia.

Espósito regresa una y otra vez a esos momentos y a la investigación que se sucedió después de tan dramático suceso. Reconstruye las pistas que tuvieron que seguirse empezando por el elemento que dio los primeros indicios sobre el culpable: unas fotografías de grupo en las  que un hombre se distingue de los demás porque parece mirar siempre a la víctima arrobado, atontado, esa mirada (ese secreto de los ojos)  se convierte en el punto de partida de una investigación que deberá superar numerosos obstáculos.

Espósito intenta desempolvar todos los incidentes que se sucedieron durante esos días decisivos en los que se obsesionó con ese crimen, porque en esa muerte y en el amor imbatible del joven viudo hacia su mujer, de ese hombre que no quiere descansar hasta que se encuentre al culpable, Espósito encontró un paralelo con su propia  vida durante ese año y  el amor que empezó a sentir hacia Irene su jefa, que está pronta a casarse con otro. De una u otra forma, para este jubilado, retroceder 25 años le permitirá saber qué fue lo que perdió; él intuye que nunca nada fue lo mismo después de ese crimen, que su vida terminó por convertirse en “una existencia vacía” y por eso escribirá una novela, desempolvará los recuerdos, se expondrá a lo que conserva su memoria y la de los otros participantes en los hechos, y decidirá, de una vez por todas, afrontar las decisiones que tomó durante esos días decisivos.

Pasado y presente se enlazan de manera  armoniosa en la película, gracias no solo a un buen trabajo de edición y a un guión impecable, sino además a una gran labor de maquillaje y actuación que permite que de una secuencia a otra trascurran 25 años en los protagonistas de manera completamente verosímil. El espectador sigue el curso de la investigación y se sorprende con los giros inesperados que tomarán ciertos sucesos porque ese pasado se está transformando en un presente que nos atrapa y que será el único medio por el cual podremos entender ciertas situaciones del presente. Campanella logra con pulso firme construir secuencias de acción, escenas (como la famosa del ascensor) que nos quitan el aliento, y nos mantienen atentos y expectantes mientras, de manera paralela, nos cuenta de los tiempos difíciles que trascurrían en Argentina hace 25 años, tiempos en los que no era raro callar, encubrir; tiempos en que la justicia se convertía, muchas veces, en una farsa, una apariencia que actua solo a favor de ciertos intereses.

Ahí está Benjamín Espósito, recorriendo los pasillos que conoce de memoria, revisando ciertos informes, volviendo a pensar en lo que no ha dejado de pensar. El viudo le aconseja dejar de hacerlo “porque entonces tendrá miles de pasados y ningún futuro” y hay algo de cierto en eso, en que si se queda en el pasado repasando una y otra vez ciertas decisiones, ciertos momentos dolorosos e intentando comprender lo que ocurrió, lo que él otro pensó o dejó de pensar, (la mente de otro ser humano, ese lugar que nos está vedado y que tanto quisiéramos penetrar)  corre  el riesgo de quedar “detenido, suspendido en un momento” como dice Espósito que vio al viudo.  Pero, por otra parte, si no se hace nada entonces el pasado se irá desvaneciendo, será sustituido por lo que queramos y se convertirá en “el recuerdo de un recuerdo” y entonces  quizás, lo único que quede sea quedarse con los mejores recuerdos, con lo más bello, construir un recuerdo nuevo en la memoria que nos satisfaga; pero eso no cambiará, por desgracia, el resultado de ese pasado y cuando estemos allí, enfrentados al futuro que hemos construido, sabremos que algo no termina por encajar, que algo falta en este presente, cuando me enfrento a esos ojos que guardan otros secretos.

Espósito decide reabrir ese caso para poder cerrarlo de una buena vez. “Nunca volví a ver un amor como ese” dirá sobre el  sentimiento del joven viudo hacia su mujer. Lo cierto es que él nunca más volvió a sentir un amor como el que sintió en esa época y a veces toma 25 años aceptar esas cosas.

 

 

El cisne negro (2010) Darren Aronofsky

Deber Ser

♥♥♥

Algo puedo asegurar: es difícil no quedar agarrado de la silla mientras contemplamos la caída de  Nina Sayers, una disciplinada y obsesiva  bailarina de ballet que parece haber alcanzado, por fin, la cumbre de su carrera artística tras convertirse, quién lo creyera, en su peor enemiga.

Nos lo habían advertido, es un thriller psicológico. Natalie Portman , quien encarna con soltura y valentía a la compleja bailarina no ha hecho más que repetir en las entrevistas que este fue el papel más difícil de los que ha hecho. Pero dudamos, porque podían ser amenazas sueltas al aire, de esas que cada tanto se escuchan por ahí y que al final nos dejan, cuando emergemos de la oscuridad de la sala de cine, descontentos y aburridos. Sin embargo, esta vez, dijeron la verdad.

cisne

Atentos, expectantes y angustiados seguimos a la bella y aparentemente frágil Nina mientras recorre uno a uno las difíciles pruebas que le depara el haber sido escogida para interpretar el doble papel  de la reina y su malvada hermana en El lago de los cisnes. Su suavidad y delicadeza hacen que sea la mejor en el primer rol pero ¿encontrará la oscuridad necesaria para personificar el segundo, el temible cisne negro?  A primera vista no parecería fácil, es tan psicorígida y contenida, sabe tan poco de la vida. El reto no es poco, el problema radica en que Nina es perfeccionista hasta la obsesión y su vida es y ha sido el ballet, ninguno otra cosa tiene sentido para esta joven bailarina, que, por si fuera poco lo anterior, está cumpliendo el sueño truncado de su inestable madre. Cuando  menos nos demos cuenta estaremos dentro de ella, observando el mundo como solo alguien sometido a tanta presión externa e interna y con una vida familiar y social completamente disfuncional podría hacerlo .

Aronosfky utiliza, con ese fin, varios de sus recursos conocidos, una cámara al hombro que sigue al protagonista , como en El luchador,  nos da la sensación de ser testigos exclusivos de una intimidad que de otra forma nos sería negada , mientras, a la vez,  explora estados alterados de la conciencia como lo hizo en la menos afortunada, a mi modo de ver, Réquiem por un sueño.

¿Qué sale de esta combinación? Primero, el cuerpo se yergue como el gran protagonista de la cinta,  un cuerpo doblegado, adolorido, esculpido con precisión y constancia; sentimos que cada movimiento del ballet, cada giro, cada instante le cuesta algo a ese cuerpo maltratado que parece, de manera progresiva, ser  menos capaz de  contener  una psiquis en la que se  diluye lentamente la delgada línea que divide la actuación con la realidad.

Al final tras la impresionante pirotecnia desplegada  ¿qué queda?  Unas actuaciones sólidas, sobre todo la de Natalie Portman  que termina por ratificar, si es que esto era necesario, su gran talento, y  La sensación de que algunas cosas, ciertos efectos fueron demasiado, quizás no  era  necesario subrayar con tanta insistencia lo que se deseaba hacer  visible.

Violenta, desgarrada no apta para una tarde de sano esparcimiento familiar, espíritus impresionables, perfeccionistas consumados, personas que vayan a dormir solas esa noche o madres que financian las clases de ballet para sus dulces niñas.