Archivo de la etiqueta: feminismo

Gosthbuster (2016) Paul Feig

♥♥♥

En el 2010 hicieron el remake de Clash of the Titans originalmente estrenada en 1981, mucho efecto especial pero, a mí gusto, desabrido y sin gracia. En el 2011 (¿Quién puede remplazar a Kevin Bacon, por favor) apareció, sin pena ni gloria, el remake de Footloose (1984). Karate kid (1984) conoció la misma suerte, y de nuevo fue un remake intrascendente, en el 2010. Y como nada es sagrado hasta decidieron hacerlo, sin mayor éxito, con Point Break (1991) el año pasado.

Kevin Bacon en Footloose
Kevin Bacon en Footloose

Sigue leyendo Gosthbuster (2016) Paul Feig

Unas palabras: Joumana Haddad

A Joumana Haddad tuve el placer de oírla hablar en el Hay que tuvo lugar en Cartagena en el 2011.

Hadad ocupa por completo el espacio, es guapísima y segura de sí misma. No pasa  desapercibida con su melena negra desordenada y su mirada inquisitiva. Uno a uno rompe los estereotipos de lo que se considera debe ser una mujer árabe. Ella lo sabe y por eso sonríe con confianza.  En algún momento leerá un capítulo de Yo maté a Sherezade, su último libro del momento. Yo la escucho y me dejó seducir por su seguridad y desenvoltura. Aún no la he leído.

Yo-mate-a-Sherezade

Ella cuenta que al crecer en un país en guerra la lectura fue siempre una vía de escape. Creció en un ambiente conservador, donde muchas cosas estaban prohibidas y fue precisamente un libro, una lectura la que la liberaría de muchos prejuicios adquiridos: Justine del Marques de Sade.

En algún momento pronunciará estas palabras:

” No me hubiera gustado nacer en otro país con condiciones más favorables, viajando he conocido gente que ha conocido realidades más amables.  Yo siento que soy una carne sin piel, es más fácil darme dolor. Mi inmunidad es mucho menos que la de los los otros.”

Americanah (2013) Chimananda Ngozi Adichie

A veces leer un libro es verte atrapado por una historia que te envuelve, te engulle, la realidad se diluye y se siente insípida, poco interesante, frente a lo que ocurre en la historia. Eso me pasó con Americanah.

De Chimananda Ngozi Adichie, escritora nigeriana, supe por primera vez, hace unos años, cuando me topé con la charla que dio en el 2009 para TED titulada El peligro de una sola historia donde menciona varios de los temas que desarrollará en su última novela, entre ellos el peso de los prejuicios, la mirada sesgada y pequeña con la que vemos ciertas realidades, la facilidad con la que etiquetamos a otros o nos etiquetamos.

Americanah inicia cuando Ifemelu, una de las protagonistas del libro ha decidido, tras años de vivir en Estados Unidos, regresar a Nigeria. Cierra así años de experiencias diversas en continente americano, amores, reflexiones y sobre todo, ha decidido cambiar una cierta comodidad, que le costó mucho conseguir, por un retorno sin ningún tipo de garantías a un país que deberá redescubrir. Precisamente el título tiene que ver con este retorno. Americanah es como llaman en Nigeria a las personas que tras vivir en Estados Unidos regresan creyéndose superiores. Sigue leyendo Americanah (2013) Chimananda Ngozi Adichie

Comentario “casual”

Este comentario “casual” de un lector de El Tiempo confirma lo lejos que estamos de vivir en una sociedad donde las mujeres y los hombres tengan los mismos derechos:
“Entonces si una mujer, jóven, madura o veterana usa una minifalda (faldita con 20 o más cms. arriba de la rodilla), la exhibe públicamente, es porque de seguro cree tener unas piernas sensuales y atractivas. Si ella ignora que las hormonas masculinas no se alborotan, están muy equivocadas y más si el macho ocasional tiene unos tragos en la cabeza y ella lo ha “pre-calentado” y al final pretende dejarlo con el motor “recalentado”. No señores, ellas ingenua ó perversamente se exponen a situaciones que pueden lamentar. Si Ud. tiene una cita con una chica y esta llega con minifalda o vestimenta muy sensual, es porque ese huevo quiere sal. No será siempre, pero las posibilidades son muy altas.”

Ni para que detenerse en la comparación hombre-carro, y lo terrible que debe ser quedar “recalentado” y cómo eso justifica cualquier agresión contra la mujer. Y ni hablar de la esmerada metáfora “ese huevo quiere sal”.

Las mujeres somos así…

A veces me pregunto cómo se verá el mundo desde una cabeza masculina.

Si por unos minutos se me concediera la posibilidad de ser hombre ¿vería muchas cosas distintas?, ¿tendría fantásticas revelaciones?

No lo sé, creo, eso sí, y no sé por qué, que descansaría un poco. Tengo la idea, tal vez descabellada, de que si mi cabeza está todo el tiempo llena de cosas, de voces, de pensamientos, de cosas por hacer es porque tengo una cabeza de mujer. Un día como el de hoy, un día en soledad apenas si lo siento porque nunca estoy sola cuando no veo a nadie o, por lo menos, nunca en silencio. Siento que hablo y me contesto, me contestan esas múltiples voces que me habitan.

Sigue leyendo Las mujeres somos así…