el gato que lee

portada_lee2

Ser feliz era esto (2014) Eduardo Sacheri

Ser feliz era esto es la última novela de Eduardo Sacheri, escritor argentino que saltó a la fama después de que la adaptación cinematográfica de su novela El secreto de sus ojos cosechara numerosos éxitos (entre los que se cuenta el Oscar a mejor película extranjera).

sacheri

El punto de partida de esta historia es una idea que de seguro nos parecerá conocida: Lucas, un hombre más bien huraño y pasivo recibe un día la inesperada visita de Sofía, una adolescente que dice ser su hija. A partir de este momento lo que sigue es cómo estos dos seres deben lidiar con este encuentro inesperado que les cambia la vida por completo. Sigue leyendo Ser feliz era esto (2014) Eduardo Sacheri

Herejes (2013) Leonardo Padura

Uno de los mejores libros que me leído en los últimos años es, sin duda. El hombre que amaba a los perros del cubano Leonardo Padura (que merece una reseña aparte).

A Padura lo descubrí tardíamente en una charla a la que asistí en el Hay Festival de Cartagena (es por cosas así que vale la pena ir a esa cita anual). Digo tardíamente porque hace años que Padura viene cautivando lectores con su detective Mario Conde. La charla, precisamente, era sobre literatura policiaca y a Padura lo hicieron compartir escena con Roberto Ampuero, escritor chileno, creador de Cayetano Brulé, detective cubano que protagoniza muchas de sus novelas. Tras escucharlos, leí El caso Neruda de Ampuero y me dio vértigo entrar a la intimidad del poeta y verlo revelarse como un ser egoísta y débil. A pesar del impacto que me causó esa historia para nada me pareció comparable a la calidad y complejidad  del libro de Padura (quien hubiera merecido una charla para el solo). El hombre que amaba a los perros es un masaz, un ejercicio de maestría narrativa en el que tres  historias paralelas, una minuciosa investigación histórica  se enlazan armoniosamente mientras se reflexiona de manera lúcida y desencantada sobre sucesos que marcaron el siglo XX y que continuán afectando la actualidad.

padura hombre que amaba

Pero eso es otro libro, uno que me convenció de seguir a este autor cubano imprescindible y que me trajo hasta Herejes.

Sigue leyendo Herejes (2013) Leonardo Padura

La memoria de las violencias

 La última novela de Mauricio Bonnett tiene un cautivante punto de partida: Sebastián, un escritor colombiano radicado en Londres, cree ver desde la ventana de su casa a Adriano, a quien creía muerto hace años.A partir de ese momento Sebastián hará lo posible por dilucidar ese misterio que se suma a otro aún más inquietante: ¿quién era realmente Adriano, ese amigo de juventud con quien pasó tanto tiempo y con quien vivió en Nueva York? Uno de los ejes centrales del libro parte precisamente de ese cuestionamiento: ¿cuánto realmente conocemos a alguien? ¿Quién es ese otro que tenemos enfrente e intentamos descubrir?

Cinco-versiones-de-Adriano1-182x300

Esas preguntas atraviesan la historia y las distintas relaciones que ahí aparecen, porque si bien el eje central es Adriano —su particular personalidad, sus silencios, sus actos inexplicables, el misterio de su desaparición y aparente muerte—, no por eso tienen menos peso las reflexiones sobre la construcción de la amistad, los tenues lazos que se tejen entre los amigos, las ideas que nos hacemos de ellos para plantar ahí nuestro cariño y lealtad y el amor, sobre todo en ese momento de la vida del narrador, cuando le es difícil recordar lo importante que alguna vez le pareció ese sentimiento.

Hay varias similitudes entre la vida del narrador de la historia y el escritor. Bonnett, al igual que Sebastián, cursó algunos semestres de arquitectura en los Andes, más por complacer a sus papás que por otra cosa, hasta que, al igual que el Sebastián de la novela, consiguió irse a estudiar cine, su verdadera pasión, en Nueva York, que en 1982, como él mismo lo dice, “parecía el centro del mundo”. Al finalizar sus estudios ganó una beca de Focine para estudiar en Londres. Allá aterrizó en 1987. Desde entonces no ha abandonado esa ciudad, en donde circunscribe la acción de dos de sus novelas y en la que ha podido desarrollar su carrera como documentalista, corrector y dictaminador de guiones cinematográficos, y su vocación de escritor. Sobre estos dos oficios alguna vez Bonnett comentó que mientras el cine “es un arte de colaboración y de dinero, el novelista, por el contrario, está solo con la página en blanco. Si quiere recrear batallas, o catedrales, o mezquitas, o incendios, su única limitación es su habilidad con las palabras”.

El-triunfo-de-la-muerte_bolsillo

En Londres, Bonnett ha sabido crearse una rutina de trabajo con la que ha conseguido robarle tiempo al cine y sacar una novela cada cuatro años, en las que, por paradójico que pueda parecer tras tanto tiempo fuera, o quizás por la misma razón, Colombia aparece de una u otra forma en sus historias, ya sea como el espacio donde lo rural y lo urbano chocan (La mujer en el umbral), como punto de referencia (El triunfo de la muerte) o como lugar donde se anida la nostalgia (Cinco versiones de Adriano). La violencia, tan endémica del país, palpita de diversas maneras en todas sus historias. A veces irrumpe de manera brutal, en otros momentos está contenida, apenas insinuada, pero nunca ausente.

la-mujer-en-el-umbral-

De igual manera, en sus tres novelas existe una polifonía de voces que construyen la historia a partir de diferentes miradas. Es precisamente esa variedad de puntos de vista la que impide saber a ciencia cierta qué fue lo que sucedió, abre el espacio para las múltiples interpretaciones e impide establecer que alguna de las versiones pueda tener la verdad absoluta sobre una persona o un hecho.

La memoria, su manera de brindarnos información sobre el pasado, es otro de los grandes temas presentes en las tres novelas de Bonnett. En ellas ese pasado parece ser un lugar plagado de espacios vedados, de rincones oscuros o narraciones parciales en los que alguien decide entrar y llevar la luz a la espera de encontrar un orden en medio del caos y de construir belleza, literatura. Como lo plantea una de las voces que atraviesa Cinco versiones de Adriano y cuya identidad se revela al final, “¿no es acaso la memoria una forma de la ficción? ¿Y no es la ficción, al fin y al cabo, una manera de darles cuerpo y textura a los recuerdos?”.

En las tres novelas los protagonistas terminan por saber que los otros, esos a quienes intentan descifrar y reconstruir, no son tan fácilmente abarcables como lo creían al inicio. De manera implacable descubren que esa imposibilidad se hace extensible a ellos mismos cuando se dan cuenta de que, tras la luz de los últimos descubrimientos, ya no pueden seguir siendo quienes creían ser. Finalmente, el arte, la música, el cine y, sobre todo, la literatura, emergen en los tres libros como paliativos de la soledad y la desazón. La literatura, la escritura, se transforman en una posibilidad de redención para los personajes y, por qué no, también para los lectores.

La mujer en el umbral, El triunfo de la muerte y Cinco versiones de Adriano constituyen, pues, una suerte de trilogía (aunque el autor no haya pensado en presentarlas de esa forma), con sutiles vasos comunicantes entre sí. La última parece condensar la búsqueda de Mauricio Bonnett por asir la belleza de los momentos decisivos que vivimos y que después, al tomar consciencia de lo que fueron y de su impacto en nuestra vida, intentamos reconstruir en la memoria. Esta historia, en la que el suspenso no cesa, es una oda a la nostalgia, a los recuerdos, a su intrincada elaboración y al momento en que, transcurrida ya una buena parte de la vida, se necesita ordenar las cosas para poder mirar hacia adelante.

Artículo publicado en El Espectador 04/05/2015

El matrimonio de los peces rojos (2013) Guadalupe Nettel

 

NETTEL

Hace unos meses, en una revista, tuve la oportunidad de leer el cuento “Hongos” de Guadalupe Nettel.

El relato se sumerge en los meandros de una infidelidad y la manera cómo esta va haciéndose un lugar en la cotidianidad de la protagonista, una música, que encuentra, inicialmente,en esa relación clandestina una vía de escape a un matrimonio que se ha vuelto rutinario.

Lo que me encantó de la historia es la manera como Nettel describe los pensamientos y sentimientos de la protagonista , la manera vívida en que nos adentramos en la historia y los sorprendentes ecos que todo esto va a tener con la imagen que abre el relato: un hongo que durante años estuvo en la uña de su madre avergonzándola sin que ella pudiera hacer nada para exterminarlo.

En esa oportunidad supe que este relato hacia parte de un libro de cuentos y es así como terminé llegando a El matrimonio de los peces, donde aparte de “Hongos” hay otros cuatro relatos.

Sigue leyendo El matrimonio de los peces rojos (2013) Guadalupe Nettel

Jardín (2014) Pablo Simonetti

simonetti

Las plantas que parecen bellas, sutiles, ligeras y coloridas gracias a las flores; se transformaron en otra cosa cuando son sacadas de la tierra y se contemplan sus raíces largas, desordenadas, numerosas. En ese momento, no solo su apariencia cambia, sino que, además, se convierten en algo pesado, difícil de transportar. Y, sin embargo, este proceso es necesario hacerlo para poderlas mover hacia otro lado.

Esto lo sabe el escritor chileno Pablo Simonetti y lo utiliza a la perfección en su última novela, como metáfora de la familia y de las tensiones, diversas visiones e intrincados vínculos que salen a la luz en el momento en que se desea hacer un cambio.

Sigue leyendo Jardín (2014) Pablo Simonetti

El día que vendrá (2014) Rhidian Brook

rhidian brook

Este libro fue un regalo, uno de esos que se agradecen porque ponen en tus manos historias que, de otro modo, quizás no hubieras escogido.
El día que vendrá se centra en un suceso poco explorado: al finalizar la segunda guerra mundial , muchos ingleses llegaron a Alemania para trabajar en la reconstrucción de ese país. En territorio alemán ellos eran la autoridad, buscaban poner en evidencia a los que alguna vez fueron colaboradores del nazismo y, además, tomaron las casas de los ricos para instalarse.

Sigue leyendo El día que vendrá (2014) Rhidian Brook

Clásicos, niños y jóvenes (2004) Ana María Machado

Ana María machado

La colección Catalejo, del extinto grupo Editorial Norma, es, sin duda, una referencia obligada para todo aquel que esté interesado en el estudio de la lectura y la escritura literaria. (Algunos de estos libros se encuentra todavía esperando comprador en alguna librería, otros están disponibles en bibliotecas).

A esa colección pertenece Clásicos, niños y jóvenes en el que Ana María Machado, reconocida escritora brasilera de literatura infantil, intenta contestar dos interrogantes: ¿en el mundo moderno en el que pareciera que el computador y la televisión van ganando la partida se puede aún interesar a los niños y jóvenes en la lectura de los clásicos? Y , de ser así, ¿tienen estos algo qué decir a los nuevos lectores?

Para contestarlas lo primero que hace Machado es definir qué libros podrían considerarse como clásicos y concluye que serían “los que logran ser eternos y siempre nuevos.” Con un lenguaje cálido y sencillo, muy al estilo de Daniel Pennac y su recordada “Como una novela”, Machado incursiona en terrenos no siempre fáciles, pero siempre aproximándose a lo teórico desde la calidez de aquel que ama la lectura y quiere compartir ese amor con los demás.

Tras convencernos, o ratificarnos, las pequeñas pasiones que componen nuestra relación con la literatura Machado no nos abandona y durante los siguientes capítulos, con títulos tan sugestivos como:” Las sagradas escrituras”, “Mundos descubiertos y soñados” o “Un mar de historias marítimas”, hará un recorrido por los que serían los principales clásicos de la literatura clasificados a partir de temáticas comunes.

La selección es cuidadosa y amplia, y, además, proporciona nuevos e interesantes aportes, como el de realizar una recopilación y valoración de autores brasileros.

Al final, el libro ha contestado todos los interrogantes, no solo quedamos convencidos de la importancia de leer los clásicos sino que además contamos con una guía que nos permite acercarnos a ellos y seleccionar el que consideremos se adapte más a nuestros intereses. Clásicos, niños y jóvenes consigue, como su autora lo deseaba, convertirse en una emocionante navegación a través de títulos y personajes, y en una deliciosa invitación para compartirlos con aquellos que apenas se inician por este camino en el que los libros pueden ser, como lo dijo Borges, “una forma de felicidad”

Sigue leyendo Clásicos, niños y jóvenes (2004) Ana María Machado

En diciembre llegaban las brisas (reedición 2014) Marvel Moreno

 

marvel2

Hace años escribí una reseña sobre esta novela a la que le dediqué muchas horas mientras realicé la tesis de mi  pregrado. La reedición que acaba de hacer Alfaguara fue una buena excusa para recuperarla del olvido y actualizarla.

La reedición de En diciembre llegaban las brisas de Marvel Moreno, hecha por Alfaguara, es, sin duda, una de las grandes noticias en el campo editorial del año pasado. Esta novela finalista del concurso Plaza y Janés de 1985, editada por esa editorial en 1987 y reeditada (pero sin el epílogo) por la extinta editorial Norma en el 2006 no había vuelto a circular en el país.

Sigue leyendo En diciembre llegaban las brisas (reedición 2014) Marvel Moreno

La eterna parranda, crónicas 1997-2011 (2013) Alberto Salcedo Ramos

A algunos puede interesarles este libro por “La eterna parranda”, la intensa y cautivadora crónica sobre Diomedes Díaz, personaje tan de moda por estos días.

No se equivocan, esta crónica difícilmente puede desilusionar a quien se acerca a ella. El periodista consigue mostrar al hombre detrás del mito, humaniza al ídolo sin excusarle sus devaneos, lo desciende del pedestal para mostrar su valor sin dejar de lado sus contradicciones y desatinos.

Y esto es solo una muestra de las múltiples historias y personajes que podemos descubrir al leer el libro.

la eterna parranda

Sigue leyendo La eterna parranda, crónicas 1997-2011 (2013) Alberto Salcedo Ramos

Cuentos Completos (1994) Julio Ramón Ribeyro

Julio Ramón Ribeyro es uno de esos autores que todo el mundo debería conocer.

Ya llevaba un año muerto cuando me leí, casi de una sola sentada (en uno de esos estados de trance tan deliciosos que se tienen cuando se lee en el momento justo el libro adecuado), en 1995, la edición de Alfaguara de sus cuentos completos.

ribeyroportada

Desde entonces vuelvo seguido a sus páginas para releer un cuento, para trabajar alguno en una clase y siempre me sorprende como, con una prosa tan sencilla y limpia, consigue construir unos relatos tan variados, contundentes, llenos de reflexiones y a la vez, muchas veces, cargados de humor.

Sigue leyendo Cuentos Completos (1994) Julio Ramón Ribeyro